364 días con el disfraz

nuevaadministracion

331969-160652-wonder-woman_super1-300x192

Soy de las que espero con ansias la celebración del Halloween y no solamente por considerarme bruja, o porque ese día de forma descarada, todas las féminas tenemos permiso de vestirnos de cualquier cosa, pero en su versión prostituta.

Lo que pasa es que durante todo el año, llevo puesto un disfraz de mujer maravilla, y solo ese día resuelvo quitármelo, mostrando que detrás de mi pesado atuendo, asfixiante corsé y botas poderosas, tengo sentimientos y emociones.

Aunque invisibles, todos utilizamos algún tipo de máscara, peluca o maquillaje de caracterización, pues muchas veces en la vida diaria, estas caretas nos ayudan a conseguir dinero, estatus e inclusive llamar la atención de otra persona.  Y no estamos exentos de tropezarnos con gente disfrazada de amistad, pero que realmente son la hipocresía hecha persona, o la típica del sapo que prometió convertirse en príncipe si se lo dábamos (Me refiero al beso). O en el caso de muchas mujeres como yo, que nos vestimos de Súper Heroínas porque somos verracas, pero al mismo tiempo nos da un culillo impresionante que alguien nos vuelva hacer daño.

Hay otras que por el contrario son lobas disfrazadas de caperucitas rojas, que fingen dulzura y obediencia, teniendo como mayor arma de seducción, su rostro dulce y cara de sálvame que soy una chica desvalida. Me da risa, pues nunca falta el hombre incauto que se acerca un poco a la cabaña, pero ya es demasiado tarde pues ha sido “cazado o casado” y no puede escapar de sus colmillos.

Y hablando de dientes afilados, no falta el sujeto de rostro pálido como el de Drácula,  que solo aparece de noche, que te busca cuando necesita algo de ti y no precisamente tu sangre, el cual tiene cierta capacidad de exprimir tu energía, tu alegría y dejarte seca de ilusiones.

Transformación

A  veces nuestro mundo se vuelve un Halloween permanente en el que no sabemos quién es real y quien no,  entonces con una moral que tiene peluquín del siglo XVlI, exigimos de la gente un poco de sinceridad, sin embargo, nosotros mismos no somos capaces de ser los primeros en quitarnos la máscara y por supuesto me incluyo.

Tal vez pase al lado tuyo y ni te des cuenta, ya que estaré irreconocible sin el short azul con estrellitas, pues me vestiré de mi misma revelando mi auténtico rostro, que independiente de si es bueno, malo o feo, es maravilloso porque es real… pero desafortunadamente no se lo enseño a todo el mundo y llevo puesta mi coraza los 364 días restantes.

Al mejor estilo de un comic, seguiré ocultando mi identidad. Y quisiera aclarar que el hecho de llevar un disfraz, no significa que encubra mis intenciones… estas siempre serán verdaderas.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

Imágenes: Mujer Maravilla DC Comics

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google