Clínica para el despecho

nuevaadministracion

love_doctor

Aunque reconozco haber aprendido de lo amargo, picante, ácido y dulce de la vida, la verdad es que simplemente escribo en un blog y cuento mis experiencias con el propósito de hacer catarsis, esto no me hace mejor o más sabia que el resto. Si a los que me leen les ha servido y les gusta, me parece buenísimo pero ni soy psicoanalista, ni sexóloga.

No obstante y a pesar de hablar hasta por los codos, algunas amiguis insisten que soy buena escuchando y esta semana en broma me sugirieron que montara un consultorio y me convirtiera en una especie de Doctora Corazón… Y obviamente ante tal barbaridad mi imaginación inevitablemente voló.

Debido a la cantidad tan grande de despechados y despechadas que hay en el mundo, pensé que a lo mejor sería interesante montar una clínica de las emociones. Obvio que quiero ayudar a la humanidad pero tampoco lo haría por amor al arte y $eria innegable la demanda a$tronómica de gente pidiendo cita prioritaria o el ingreso por urgencias.

Tendría un equipo de doctores expertos en la materia e igual de guapos que los de Grey`s Anatomy y varios pabellones con servicios diferentes dependiendo de la gravedad de la tusa.

En la sala de cuidados intensivos se encontrarían aquellas personas que recientemente sufrieron una ruptura amorosa y están en la inmunda, porque se enamoraron de quien no debía o se la dejaron montar del guache o la arpía de turno. Debido a su delicado estado emocional tendría la responsabilidad de monitorear permanentemente sus signos vitales.

Habría una larga lista de espera para cirugías de corazón roto y reconstrucción de autoestima, el proceso de anestesia sería bastante seguro pues el chocolate utilizado es de la mejor calidad.

Contaría con salas de Vodka-Terapia y Guaro-Terapia para los que necesiten hacer la respectiva catarsis inicial. El pabellón de Terapia Musical Corta Venas seria variado y para todos los gustos, desde Alanis Morrisette hasta Vicente Fernández.

En la zona de desintoxicación y lavado de cerebro, se darían los tratamientos de choque  a los  adictos y adictas que insisten en seguir sufriendo en una relación masoquista y sin futuro.

Una experimentada profesora rusa de 2 metros de estatura sería la encargada de las clases de defensa emocional, como por ejemplo: patadas voladoras a los gallinazos.

Kit para el despecho

La medicina alternativa estaría incluida en el paquete, con un famoso oculista-vidente especializado en tratar las afecciones de amores ciegos e identificar las señales de cuando una persona no conviene.

Otros servicios del hospital serían los tratamientos Anti-celoslíticos, el pabellón psiquiátrico para quienes perdieron la cabeza por amor, cambios de look, recuperación de la esperanza perdida, sesiones grupales para sobrevivientes de sus EX, también las consultas regulares para los casos ambulatorios y una completa droguería en donde reclamarían un Kit del Despecho bajo formula médica.

A propósito de lo dicho, a mi última paciente le receté pastillas de “Quiérase un poquito” de 500 mg y que escuchara 3 veces al día la canción  “The Dog Days Are Over”de Florence and The Machine.

Finalmente y luego de 5 minutos de haber imaginado todas estas locuras vuelvo a la realidad y digo en voz alta, que por ahora prefiero seguir escribiendo en mi blog porque es demasiado trabajo decirle a la gente que hacer con su vida. Y si tuviera una clínica para el despecho no serviría para un carajo la tecnología de punta o el mejor especialista en mal de amores, si el sujeto o la fémina en cuestión no tienen el deseo de curarse y por más cirugías que se le hagan al corazón, nunca volverá a ser el de antes.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDebotas

Kit del despechoMelanie Chernock

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google