Cuando el “sujeto” se convierte en “prospecto”

nuevaadministracion

archie-veronica-300x195

En algún momento de la existencia optamos por la practicidad y se elige estar con personas fugaces, que a veces resultan interesantes y otras veces perturbadoras,  siempre muy parecidas a un plato desechable porque no involucran el compromiso de lavarlo después de usarse. Pero sucede que después de cierto tiempo aparece el sujeto con el potencial para convertirse en una vajilla Corelle, ese que combina perfectamente con los cubiertos de plata y encaja en la vida estable que llevas actualmente.

Si una mujer es “medio” prevenida querrá asegurarse que el tipo con quien ha salido varias veces no le hará daño, por eso le colocará una serie de pruebas invisibles muy parecidas a las de un vídeo juego, en donde el susodicho deberá saltar murallas, atravesar barreras y finalmente encontrarse de frente con un corazón fuerte que alguna vez fue roto.

Ella sentirá una mezcla de alegría debido a las maripositas que nuevamente vuelan en su estómago, pero al mismo tiempo se encontrará asustada por el miedo a repetir tristezas pasadas. Entonces buscará la fórmula mágica para llegar a ese punto de equilibrio (o disimulo), en donde no demuestre las ganas locas que tiene de abrazarlo pero tampoco manifieste frialdad e indiferencia.

Será motivo de alegría percibir que el sujeto en cuestión, poco a poco empezó a revelar sus sentimientos, siendo inevitable que su imagen se cuele entre los papeles de la oficina y surja de la nada aquella enorme sonrisa que ilumina el rincón más oscuro de su apartamento.

Otra señal buenísima es que “Don Señor” le cayó bien a las amiguis, que definitivamente son investigadoras-especialistas en hallar defectos o detectar cualquier comportamiento sospechoso, pues hábilmente durante hora y media de charla lo analizaron física, emocional y mentalmente (Pobrecito jejeje). Al final, ella quedó muy agradecida con ese gesto de solidaridad femenina, sin embargo tomará la decisión que mejor le parezca.

Archie Veronica

Aunque es muy pronto para determinar si realmente es la persona indicada y no son más que amigos con derechos efectuando un intercambio de calor en las noches frías;  se percibe una conexión tan grande que evidencia lo corto y efímero del tiempo cuando la compañía es muy placentera.

Repitiéndose a sí misma una y otra vez, que no quiere ilusionarse y que tal vez se esté armando toda una película romántica en su cabeza, valientemente decide hacer caso omiso a los miedos, bajando la guardia y siguiendo adelante hasta donde la lleven sus botas.

De repente una mañana abre los ojos, dándose cuenta que los días se convirtieron en semanas y que las cosas simplemente están fluyendo sin las etiquetas convencionales y hasta el momento no ha surgido la necesidad de preguntarse ¿qué somos?  Porque la vida misma ofreció la respuesta: El sujeto se convirtió en prospecto.

Solteras Debotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google