El destino: persona adecuada, momento incorrecto

nuevaadministracion

casablanca3a

Si nuestros encuentros amorosos se pudieran convertir en películas, se parecerían más a un ciclo de cine realista, por aquello de la falta de finales felices tipo Hollywood.  Y no es por ser negativa sino más bien aterrizada… o estrellada.

El guion contaría la historia de alguien que conoce a un personaje maravilloso, con todas las cualidades buscadas en un prospecto de algo, pero que desafortunadamente debido a  X o Y circunstancia, las cosas no cuajan y la relación no se puede dar.   Y a veces ocurre lo contrario, pues el individuo que está muy lejos de ser adecuado aparece en nuestro camino, confabulándose todo para que las cosas se den.  Así que independiente de la ecuación y la combinación de variables, el resultado será el mismo: Un damnificado.

Como en las escenas típicas que se graban en una gran ciudad, donde los transeúntes van en cámara rápida, así mismo estamos destinados a ver pasar muchos rostros que vienen y muchos más que no volverán.   Teniendo  cada uno de ellos, una misión diferente en nuestra existencia y viceversa, algunos aparecen para divertirte, otros para consentirte, otros para consolarte y otros para hacerte llorar,  pero independiente de lo bueno, lo regular o lo malísimo que se haya vivido con aquellos que se cruzan por un breve instante en el camino, de todos se aprende algo.

Destino vintage

El flash- back me surge, luego de recordar a una persona muy especial, con la que se hubiera podido llegar a algo maravilloso… pero no fue.  Y aprendiendo a ser práctica, de forma casi automática sale de mi boca la respuesta: No me convenía.

Fuera de la trama que monté,  la realidad es que nunca podré saber si tanta dicha hubiera sido cierta, a veces todo se convierte en una dinámica de conejillos de indias dentro de un laberinto, en donde el ratón A hace el trabajo de búsqueda y el ratón B simplemente está perdido y a veces no quiere que lo encuentren.

Cualquiera que lea esto, podrá pensar que hay un tinte de cobardía por no retar al destino y conformarme con los sucesos, pero es menos complejo de lo que parece, simplemente es puro y físico cansancio, por eso me he tomado unas laaaarrrgaasss vacaciones afectivas. Considero que en cuestiones del corazón es imposible forzar las situaciones y convertir a alguien en la persona ideal.  Las cosas simplemente son como son, el amor no se debe buscar desesperadamente, se supone que llega, pues todo se dará cuando tenga que ser.

Al final, visualizo una historia con cero ciencia ficción y sin relaciones que parezcan hologramas, muchos menos con hombres sacados de un film de terror. En la película de mi vida además de actuar en ella, quiero ser la directora, camarógrafa, editora y libretista, para poder crear un desenlace extraordinario. Pues mi destino me dice que soy la persona correcta y estoy en el momento indicado.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

Imagen: Casablanca 

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google