El tamaño que verdaderamente importa

nuevaadministracion

Se encontraron pinturas que datan del período paleolítico, de mujeres que danzaban alrededor de un hombre con pene gigante. En algunas imágenes el dios Shiva de la India aparece con el pene erecto. En la Grecia antigua está el dios Priapo hijo de afrodita, un hombre pequeño y barbudo con un miembro desproporcionado en relación a su cuerpo. En algunas tribus utilizan figuras fálicas en las entradas de sus viviendas para protegerse de ciertos males.

Sigmund Freud decía que el prototipo normal de todo fetiche es el pene y que el orgasmo por estimulación clitorial era inmaduro, es decir que el sexo tenía que incluir el coito para que fuera válido y completo.

En Japón realizan un festival del pene con desfile incluido. En el porno se exhiben hombres de pollas enormes y erecciones eternas. Cuando Anastasia Steele vio desnudo a Christian Grey dijo: “Es enorme”.

El falo más allá de ser una representación del pene, es una representación de poder y de la cultura patriarcal en la que vivimos.

Pero lo cierto es que el tema del tamaño es una cuestión relativa y más psicológica que física, que está impregnada por lo social y cultural. Su relación con el desempeño sexual y la satisfacción, es una creencia un tanto dañina porqué deshumaniza a los hombres, como si para ser buenos amantes fuera necesario tener un pipi de 18 cms y ser máquinas imparables que siempre tienen que estar listos, y cuyo deber es conocer nuestro cuerpo más de lo que lo conocemos nosotras mismas, y como si la penetración fuera la única manera para obtener placer.

Si hablamos de nuestra estimulación genital, una de las zonas más sensibles de la vagina es el tercio externo, para que se ubiquen mejor es la parte en donde se encuentra el punto G, así que un pene pequeño, un dedo o un mini vibrador podrían hacer maravillas. Además no olvidemos al clítoris con sus 8.000 terminaciones nerviosas y al resto de la vulva (labios mayores y menores, monte de venus, orificio uretral, etc, etc) que proporcionan gran deleite sin coito.

También es cuestión de gustos, hay mujeres y personas con vulva que sienten dolor y molestia al ser penetradas con un miembro grande, en cambio hay quienes prefieren un falo XL que llegue muy profundo porque este tipo de estimulación les produce un orgasmo cervical.

El pene es uno de los tantos elementos con los que podemos disfrutar, más no es el único ni es el más importante, si no hay seducción, erotismo, caricias, o juegos, el mete y saca no bastará. 

En el sexo más que aprender nuevas técnicas, posturas y trucos, también se trata de desaprender y deconstruir aquellos que nos limita, en este caso ver los encuentros más allá de lo genital. Dejar de presionarnos y dejar de presionar a los demás.

Un buen polvo no depende de tamaños, sino de la comunicación, la inteligencia erótica, y de la apertura que se tenga para experimentar sin presiones. Nadie nos puede dar aquello que no estamos dispuestas a sentir, el placer empieza adentro de nosotras.

Valeria De La Espriella

Autora de ‘Manual para Solteras DeBotas’ disponible en librerías de Colombia y en Ebook en plataformas digitales.

Conoce el taller sexpodérate   ✨🎤

www.Instagram.com/SolterasDeBotas

www.Instagram.com/ValeriaDeBotas

www.Facebook.com/SolterasDeBotas

www.Twitter.com/SolteraDeBotas

Visita mi site:  www.ValeriaDeBotas.com

Si te gusta el contenido de nuestro blog, te invitamos a apoyar nuestro proyecto. ‘Invitando a un café a Valeria’

Donación

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google