Las mujeres reales tenemos curvas

nuevaadministracion

miss_piggy_Brunette


Tal vez suene familiar el título y les recuerde el nombre de una película, que para muchas mujeres podría ser de terror o para otras un film de ciencia ficción. Sin embargo no es ni lo uno ni lo otro, simplemente es lo que vivimos día a día con nosotras mismas y nuestro espejo.

En días pasados sucumbí a la tentación de chequear mi peso en una diminuta y malévola báscula, para gran sorpresa la cifra arrojada me indicó que la comida de las recientes vacaciones, todavía se encontraba distribuida en diferentes partes de mi cuerpo pues había aumentado 3 kilos. Y a pesar de ser una mujer con una buena (Y sana) autoestima no puedo negar que me sentí fatal.

En cuestión de segundos dentro de mi disco duro o más bien mi cabeza dura, hice un recuento de los días pasados y  empecé por analizar que había salido mal en mi reciente dieta: Contar calorías, cardio en la elíptica, desayunos con cereal y me repetía constantemente: Pero si la ropa me entra y por fuera me veo igual ahhhh!… posterior a esto me asusté con un futuro imaginario en donde era igual a Miss Piggy.  Surgiendo la culpa del ayer y la ansiedad del mañana, pensando en diferentes momentos menos en el que de verdad importa: “El presente, el de aquí y  ahora”.

Esto sucede cientos de veces en la mente de muchas de nosotras, cuando permitimos que los estereotipos de afuera nos afecten por dentro, dejándonos influenciar estúpidamente por la moda internacional que impone cánones de belleza ideales con siluetas de abdómenes planos y extrema delgadez casi perfecta… tan perfecta como un gancho de ropa!.  Y saben qué? Muchas de esas fantásticas modelos que salen en los anuncios publicitarios se ven aún más bellas porque utilizan un método adelgazante y anticelulítico llamado Photoshop (Que también sirve para las arrugas).

Maitena

Luego recordé a Liz Gilbert la protagonista del libro y posterior película Comer, Rezar y Amar, quien durante su estancia en Italia aprende a disfrutar de las pastas y pizzas con los carbohidratos en su más alta expresión y a mostrar con orgullo sus curvas y naturaleza, entendiendo que un “Michelin” no es impedimento para ser una mujer deseable y sensual.

Y si,  tal vez subí un poco de peso pero sigo queriéndome con kilos de más o kilos de menos, a la final así sea esbelta o robusta seguiré siendo la misma persona maravillosa. Porque al mirarme en el espejo me veo y sobre todo me siento re- buena!!   En relación al sexo opuesto podría asegurar que todavía no he conocido al primer tipo que le gusten las viejas raquíticas y por ahí dicen que es mejor tener de dónde agarrar.

Si vamos a cuidarnos el peso y la figura que sea por salud no por obsesión, ya que las féminas del día a día y que somos mayoría rebosamos en voluptuosidad. Esta es la verdadera y redundante realidad latina no la que muestran las pasarelas. Entonces me permito informarle a todo el mundo que el agua moja, el sol calienta y las mujeres reales tenemos bananos!

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

PD: De todas formas me seguiré tomando el agüita de Apio en ayunas…

Imágenes: Miss Piggy, Maitena 

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google