Los Besos

Categories:Amor, Artículos
Tags:, , , ,
nuevaadministracion

Vintage Kiss

Los besos pueden generar toda clase de emociones pero sobre todo adicción, tanto para quien los da como para quien los recibe. Como si la boca del otro se transformara en una jugosa fruta que calma la sed y fuera imposible despegarse de ella porque es fuente inagotable de un néctar dulzón y placentero.

Hay besos que hacen volar, hasta sentir que los pies se elevan del suelo y cuando se está en las nubes y se aprecia la inexplicable sensación de vacío, es posible olvidarse por instantes de los dolores pasados. Como un bálsamo para las tristezas, el acto de unir los labios surte un antídoto que sana heridas y cicatriza corazones rotos.

Sucede que los besos no trabajan solos y por lo general tienen cómplices que se confabulan para que fluya la situación. Una secuaz muy conocida es la luna, quien se muestra más hermosa que nunca durante la noche de conquista, para generar un efecto hipnótico sobre los amantes. La música es otra alcahueta que sabe atinar en el punto exacto, entre romántica y sensual hasta lograr que los rostros se acerquen lentamente al compás de sus notas.  También el tiempo presta sus servicios de celestino pues corre más rápido o más lento de acuerdo a la necesidad de los tortolitos, haciendo surgir la magia en el momento adecuado, ni antes, ni después.

Se dice que los besos tienen variedad de temperaturas, que su sensación es tal, que pueden vivirse como si fueran estaciones y climas, que van desde el frío glacial de un final anunciado, pasando por la tibieza de un tierno encuentro, hasta llegar al calor voraz de unos labios que se estrellan con lujuria.

No quisiera que mi vida pasara sin probar todos los sabores que existen, pues hasta los amargos que en apariencia dejan un mal sabor de boca, traen consigo la experiencia de haber sobrevivido a ellos.

Hice una lista con besos reales y mitológicos que en el universo del amor se podrían encontrar y surgieron más de una docena, cada uno tenía una historia que contar tan larga como una novela, entonces me vi obligada a depurar y a escoger aquellos que marcaron alguna etapa de mi vida. Dicho de otro modo, hay besos que mutan y evolucionan, que también tienen pies y dejan huellas profundas en la memoria.

PowerPoint Presentation

El Beso Anhelado: Ese que esperé con ansias locas y en mi cabeza ocurrió más de cien veces. Se convirtió en una obsesión tan fuerte, que le quitó el primer lugar a mi habitual pensamiento de café caliente en las mañanas. No perdía las esperanzas y a cada hora crecía la emoción por hacerlo realidad en una próxima vez.

El Beso de Despedida: Que dolió hasta lo más profundo y estaba destinado a ser un recuerdo que no podría repetirse jamás.  La vida se empeñó en demostrar que nada es para siempre, y la impermanencia vino bajo la forma de unos labios tristes que me dijeron adiós…O hasta nunca.

El Beso Lujurioso: Realmente no  fue la meta, sino el camino para llegar más allá, fue descarado, fogoso y nada tímido, con la capacidad de desnudar cualquiera de mis intenciones y convertirse en la desembocadura de mi ganas. Tenía forma de llave que abrió un sinfín de placeres insospechados, que explotaron ante el ligero contacto con el objeto de mi deseo.

El Beso Prohibido: Conocí un par de labios que fueron mi perdición y como imanes atrajeron más de un dilema. Desde cualquier perspectiva era una relación que no convenía y estaba destinada al prejuicio, sin embargo no supe decir NO, porque a veces la voluntad se disfraza de puta y camina muy despacito para que la alcance la tentación.

El Beso de Reconciliación: Tenía cierto sabor a sal debido a que se mezcló con mis lágrimas. Nació cuando mi rabia se convirtió en perdón y mi cabeza estaba fría pues los vientos de calma habían sosegado mi tempestad emocional. Entonces lo empecé a extrañar y quise reencontrarme para interrumpir el mutismo que nos separaba.

El Beso Robado: Cuando bajé la guardia y creí tener la situación bajo control, apareció un ladrón que asaltó intempestivamente mi boca. Con simulada sorpresa recibí el arrebato de pasión, que en el fondo deseaba que sucediera y cual terremoto sacudió mi cuerpo y mi mundo.

El Beso de Amor: Con la dosis precisa de cursilería y lenguas, nació directo del corazón. Fue bonito, al punto que despertó a las mariposas que hibernaron durante tanto tiempo en mi estómago y derrumbó las ideas rígidas que custodiaban mi lado vulnerable. Entonces el sujeto se convirtió en prospecto y ese beso fue el final de una búsqueda, de algo que no esperaba pero que llegó en el instante justo.

Muchos quedaron por fuera del inventario de nostalgias, como aquellos que nunca se darán. Y ojalá entiendan que mis palabras pueden quedarse cortas al tratar de clasificar tantos sentimientos encerrados en una caricia. Y en la lista esperan inconclusos: Los misteriosos, los cobardes, los que tienen segunda parte, los sublimes, los ingeniosos, los silenciosos, y otros más que buscarán la forma de consumarse a través de nuevas historias.

Y hasta cierto punto entiendo a las personas que prefieren dar besos con la boca, no obstante pienso que son superiores e inolvidables aquellos que se dan con el alma.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.twitter.com/solterasdebotas

www.instagram.com/solterasdebotas


Lee más posts relacionados Amor 1

One Comment

  1. Diana
    DianaReply
    October 11, 2019 at 7:57 pm

    Yo escribí algo casi exacto al mensaje del view…

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google