nuevaadministracion

Hay encuentros explosivos pero no en el buen sentido, con personas tan emocionalmente inestables que parecen bombas y solo es cuestión de tiempo para que estallen, y sin más ni más destrocen todo lo que hallan a su paso. Sus palabras y acciones parecen proyectiles porque están cargadas de odio y son lanzadas con el único objetivo de hacer daño.

Por desgracia en algún momento de la vida, nos hemos topado con terroristas emocionales, gente que de manera consciente o inconsciente busca desestabilizarnos y robarnos la tranquilidad. Los motivos pueden ser diversos, desde rabia, envidia, resentimiento, o porque buscan llamar nuestra atención. Son personas que nos conocen bien, desde un familiar, pareja, o un compañero del trabajo, así que sabrán en donde darnos para que nos duela.

La palabra terrorismo viene de sembrar terror, y es cuando una persona o grupo de individuos adoptan una idea considerada extrema, y creen que a través de actos violentos lograrán el cumplimiento de sus propósitos. El terrorismo es atentar en contra de la población o las instituciones, usando el miedo y la intimidación.

Y si esto se traslada al plano emocional, se describiría a una persona que gestiona sus sentimientos de forma negativa, ya que en su corazón no hay lugar para términos medios, por lo general suele irse a los extremos pasando por encima de los demás, porque siente que es el método más efectivo para lograr sus metas, pues según él o ella, la gente solo entiende a las malas.

En la cotidianidad es usual que en ciertos momentos, lleguemos a tener discusiones con nuestra pareja, algún familiar, amigo, amiga o compañeros del trabajo, pero si prima el respeto y la madurez, dichos inconvenientes se pueden superar con la menor carga de drama posible, y así, ambas partes eligen aprender de lo sucedido y pasar la página, cosa que no sucede con un terrorista emocional que prefiere alimentar y mantener el conflicto.

Con un amigo hablábamos de las dos caras de la moneda; de si hay gente alevosa que te arrebata la paz o si el problema es tuyo por dejarte afectar del otro, y al final, no llegamos a una conclusión definitiva, puesto que hay diferentes casos y no se puede generalizar, pero como decía mi tía: “El mono sabe en qué palo trepa” y cuando se junta el mono adecuado con el palo adecuado, pues los resultados son terribles.

El primer paso es detectar si estás demasiado cerca de alguien que puede ser terrorista emocional, las señales son obvias, por ejemplo, intenta manipularte, hacerte sentir insegura o culpable, no le interesa que surjas o prosperes,  y cada vez que tiene oportunidad te hace sentir mal, a través de sus palabras o comportamientos.

Lo segundo es preguntarte porqué permites que te lastimen, y porqué le has dejado la puerta abierta a esta clase de espécimen nefasto. En el camino vas a encontrarte con gente que te decepcione o te cause dolor, mas depende de ti, tener la fuerza suficiente para alejarlos de tu vida. La autoafirmación es uno de los mejores remedios para espantar a los abusadores.

Quizás en su desespero por mantener la relación tóxica, él o ella te dirán que te estiman o que realmente te aman, pero su concepción del cariño, está lejos de ser bonita, madura y sana, porque tienen una forma retorcida de ver las relaciones con los demás, y no las perciben desde la equidad sino como una lucha de poder.

Sácalos de tu mundo cuanto antes, ya que las personas así, están rotas y no tienen intenciones de cambiar, pues su pseudoautoestima y su orgullo son como vocecitas internas que les afirman, que ellos están bien y que el resto está mal, por tanto, siempre encontrarán justificación a sus actos pasivos agresivos.

No aceptes malos tratos de nadie y recuerda que lo más inteligente es NO negociar con terroristas emocionales.

Solteras DeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

Visita mis sitios web: www.SolterasDeBotas.com

www.ValeriaDeBotas.com

Lee más posts relacionados 

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google