La cruda realidad de las relaciones modernas

nuevaadministracion

Audrey Hepburn

El amor no se murió, solo evolucionó de manera inesperada, dejó de ser una obra densa a lo Shakespeare y se volvió tan liviano como una sesión de texting llena de emojis y errores ortográficos. El amor se cansó de ser tildado como único y eterno, ya que ahora puedes enamorarte varias veces en la vida y saber por experiencia propia que no dura para siempre.

Las relaciones ya no son lo que eran antes, atrás quedó eso de ser novios por 5 o 10 años, de esperar a que la cosa cuaje y que en algún momento se convierta en matrimonio, eso es bastante old fashioned  y considerado tedioso para los tiempos modernos, por eso ahora hay menos casamientos, más divorcios, más solteros, más uniones libres y muuuchos más amigos con derechos.

Lo cierto es que una importante cantidad de gente tienen otras prioridades que consideran más interesantes y menos riesgosas que la búsqueda del supuesto amor ideal, también porque tener pareja estable no es pa`todos y encontrarla es una tarea algo compleja en las circunstancias actuales, donde hay muchos con miedo de expresar sus verdaderos sentimientos, otros que opinan que es poco astuto enamorarse de buenas a primeras o están los que prefieren esperar a que la contraparte sea la que manifieste su afecto. Ahora el #TrendingTopic es jugar a que somos difíciles, es fingir que estamos muy ocupados como para contestar un chat y decir de labios para afuera que fulanito no nos gusta demasiado.

Si, el amor se volvió una aventura extrema porque ya no es tan fácil abrirse a otros, pero al mismo tiempo hay demasiadas puertas abiertas, demasiada variedad como para quedarse con una sola persona y perderse el resto de sabores por probar.  La vida es corta y es mejor tener el pasaporte lleno de sellos que el corazón lleno de cicatrices.

Cada vez se amplía más y más el espectro de las relaciones, como un mar lleno de encuentros pero todos de un centímetro de profundidad. Se volvió común eso de estar contigo pero sin ataduras, o este fin de semana nos vemos pero el otro quien sabe, o el me gustas mucho pero también me gusta el vecino y quiero salir con ambos. Así que algunos ya no quieren nada serio, porque lo serio se volvió aburrido e implica el esfuerzo de mantener y cultivar algo que al final no se sabe si valdrá la pena y es preferible no arriesgarse, es demasiado peso para un mundo que se ha vuelto ligero y cada vez más digital.

Se busca solo lo divertido de una relación como el sexo o las salidas a bailar, se huye de la cotidianidad como algo peligroso que asfixia cualquier romance, se evitan los dramas y las conversaciones insondables, aunque en ocasiones no es posible escapar y sucede que uno de los dos quiere más de aquello que el otro no puede darle.

No pretendo juzgar esta clase de conexiones, pues durante bastante tiempo las he experimentado y he sido feliz en mi etapa de contrabandista de besos y caricias. Ya que bien administradas y con la madurez suficiente, son una delicia. Solo que dejan de ser entretenidas cuando alguien sufre por la falta de claridad en los acuerdos, porque no comprende bien la dinámica, o cuando estos affaires se utilizan como excusas para evadir aquellos asuntos internos sin resolver y se disfrazan de libertad pero son todo lo contrario, pues sirven de guarida para esconder los miedos de los protagonistas de estas historias.

Así como ciertas parejas no deberían casarse por necesidad y algunos solteros no deberían almacenar rencor por sus dolores pasados. Los que quieren una relación abierta deberían ser lo más claros posibles con la otra persona y sobre todo consigo mismos.

Encuentro a mi alrededor a mucha gente con ganas de tener pareja estable que dicen “es que no hay con quien” y al mismo tiempo gente cercana que congela sus sentimientos y que elige la compañía ocasional por temor al compromiso, por despecho, por practicidad, por espacio, por placer, porque les toca, o porque simplemente el mundo los ha convertido en seres expertos en utilizar todas las apps para conseguir citas pero con un pánico terrible de decirle a alguien te amo. Y la cuestión final, no es que tan abiertas se han vuelto las relaciones, sino que algunas personas han cerrado su corazón.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas


Imagen: Audrey Hepburn

Lee más post relacionados Amor 1


4 Comments

  1. Irma Lucia
    Irma LuciaReply
    July 25, 2016 at 12:03 am

    Muy cierto todo esto,el amor cambio de forma.

  2. Marie
    July 31, 2016 at 3:52 pm

    Hola,

    las relaciones de hoy en día creo que son más complicadas y más difíciles que cualquier matrionio común y corriente. Adémas quien tiene el tiempo y la habilidad para manejar 4 o hasta 5 relaciones (de cualquier tipo de acuerdo) al mismo tiempo.

    Para mi todo se reduce al miedo al compromiso. Punto, eso es todo.
    En la sociedad moderna cambiamos de cosas a cada rato. Que las botas nuevas, que el celular nuevo, que el carro nuevo, que el nuevo perfil de Facebook, etc.
    Así parece hacer un contrato a largo plazo o de por vida (relación seria o matrominio) algo absurdo, por eso el miedo a comprometerse, porque en teoría ya no se puede cambiar.

    Muchos Saludos,
    Marie.

  3. Monse
    MonseReply
    August 11, 2016 at 10:19 am

    Llevo una temporada larga sin pareja y de verdad que resulta dificilisimo encontrar en estos tiempos a alguien valiente que quiera vivir lo que implica una pareja. Es triste ver, o al menos para mi lo es, en el desconcierto que vivimos y mas triste asimilar que cuando encuentras a alguien que de verdad tiene los valores que tu buscas, se halle tan confundido o sea tan poco valiente que te deje escapar sin mas.

  4. ykdena
    ykdenaReply
    April 28, 2017 at 2:42 am

    Muy bueno el artículo, comparto su opinión, ahora lograr tener una relacion sería se convirtió en todo un reto. Encontrar

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google