Remedios caseros para un corazón roto

nuevaadministracion

Corazon roto sobrevivir a una tusa

Desafortunadamente el corazón no es elástico como un caucho, ni tan duro como la piedra, por eso cuando la capa aceitosa de expectativas se deshace y la realidad muestra al ser amado como un conjunto de verdades difíciles de comprender, nuestro órgano latiente queda en carne viva, con las emociones a flor de piel y con mayor riesgo de que se rompa.

A pesar de todos los mitos que existen sobre el tema, siempre será posible volver a unir sus piezas y rellenar sus grietas, para esto se debe mezclar un poco de valentía con esencia de “no hay mal que dure 100 años”, una fuerte dosis de perdón, varias gotas de tiempo, aceite de paciencia, abrazos de buenos amigos y por último endulzar el menjurje con crema de chocolate. Pero debo aclarar que un corazón que se parte en pedacitos nunca volverá a ser el mismo, porque habrá perdido un poco de la inocencia original, no obstante quedará más resistente para una próxima relación.

Mientras el corazón se recupera, algunas personas cometen el error de guardarlo en el congelador para evitar que así se vuelva a romper. Yo quiero contarles por experiencia propia que el frío no ayuda al proceso de cicatrización ya que las bajas temperaturas hacen que el dolor se cubra de hielo y no se le da al corazón el respiro necesario para que sane de manera natural.  Asimismo no debe exponerse al fuego, a ese calor intenso del clavo que saca otro clavo, porque un órgano entusado y sensible que se atreva a jugar con candela demasiado pronto, corre el riego de estallar en mil pedazos o de quemar al corazón de quien intenta consolarlo. Y bueno,  juntar semejante rompecabezas es una tarea titánica.

Lo mejor que pueden hacer, es dejar de tocar la herida y tener una vida propia, pues cuando no se le presta demasiada atención a la dolencia, ésta fastidia cada vez menos. Las grandes curanderas aseguran que mientras más bolas le paremos, se alimentará un virus muy peligroso llamado rencor, que infecta hasta al corazón más noble y lo vuelve negro muy negro, por eso lo más sensato es salir a tomar aire fresco o irse de vacaciones para que la amargura se disipe bien lejos. Así que no pierdan el tiempo construyendo murallas, estas solo sirven para aprisionar lo que en teoría debe soltarse.

Otro remedio bastante efectivo consiste en escribir una carta sobre la difunta relación y sobre el susodicho que ya no está, se debe colocar en un papel todo aquello que se está sintiendo, sin puntos, ni comas y sin filtro. Hay que dejar que la malparidez salga para que se impregne en la carta, rociarla con un poco de canciones nostálgicas y al final derramar un poquito de lágrimas para humedecer las hojas, que se convertirán en un emplasto casero con el que se envolverá al corazón durante dos semanas, esto ayudará a que el dolor se madure más rápido y para que  procese sin tropiezos el final de ese ciclo. Luego cuando se retiren las gasas, toda la tristeza del duelo se irá con ellas y  se quitaran varios pesos de encima, el corazón estará liviano y listo para la etapa de aceptación. Las gasas untadas de recuerdos y reproches añejos se deben quemar para no correr el riesgo contaminar el ambiente.

Dicen por ahí, que el remedio más poderoso para curar un corazón roto es el amor, pero no el amor de un tercero, al que supuestamente se le atribuyen propiedades mágicas como el llenado de vacíos, no, el amor que cura es el amor a sí misma, ese que te recuerda de que estas hecha y que te da la entereza necesaria, aun cuando las cosas no pintan bien. El ungüento de amor propio es único y de la mejor calidad, aunque siempre habrá riesgos porque nada garantiza que en el futuro no vuelvas a llorar, este bálsamo te da la intuición y la certeza de que será más fácil recomenzar, con un corazón que a pesar de las cicatrices, ha decidido latir con tanta fuerza como si fuera uno nuevo.

Solteras DeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas


Imagen tomada de la página landscape of life 

Lee más post relacionadosDespecho 1

3 Comments

  1. DianaV
    DianaVReply
    November 20, 2017 at 3:23 pm

    Muy buen mensaje, yo le añadiría paciencia con sigo misma a tu receta. Pues el dolor muchas veces nos sumerge en desesperación y el agobio es enloquecedor.

  2. Sonia Esther Lopez Diaz
    November 21, 2017 at 6:13 pm

    Los remedios caseros son los mejores

  3. Ana María Pérez
    Ana María PérezReply
    July 2, 2018 at 6:09 pm

    Debo confesar que lo he leído muchas veces desde que salió … amo este artículo .. ! Mil gracias por escribirlo.

Leave a Reply

Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Name*
Email*
Url

*

Ad by Google