¿Por qué a algunas mujeres les gusta rehabilitar gamines?

Me arriesgaría a decir que todas las féminas en algún momento de la vida intentamos cambiar a un chico malo. Quizás algunas fueron como yo, reincidentes, ilusas  y más tercas que una mula, con aquella necesidad fogosa de buscar a los peores chayanes emilios, para probar esa alocada teoría de que si es posible regenerar…

Inventario de Orgasmos

El punto G de Valeria era su imaginación, traviesa entidad que no estaba ubicada en ningún sitio especifico de su cuerpo, pero que se paseaba libremente sobre la totalidad de su ser y recorría con descaro sus cabellos, sus poros y el ancho de su espalda, que hacia remolinos entre sus piernas y cosquillas en…

El amor en perspectiva

Bloguera Invitada: Erika Viviana Ángel Tal como ocurría cada mañana, ese día olvidé las sabias palabras que mi mamá me decía antes de irse a dormir: no tome tanto café, también puede preparar Milo. Mientras revolvía con la cucharita la mezcla de crema láctea, café descafeinado y edulcorante ―cosas que solo pasan en la casa de…

¿Por qué son tan excitantes los quickies o rapiditos?

Él era surfista, atlético, de espalda ancha, cabello rubio quemado por el sol y con cierto aire al Patrick Swayze de la versión noventera de Point Break, demasiado surreal para ser cierto, pero perfecto para las vacaciones, justo esa vitamina D que unos días antes me había recetado el doctor. Jamás lo volví a ver, sin…