El Club de las Masturbadas

Tengo una excelente relación con mi vagina y como nací sin el chip de los prejuicios,  siempre la vi como una parte especial de mi cuerpo,  hasta le puse un nombre travieso y la llamé Lolita como aquella niña precoz de la novela de Vladimir Nabokov. La conocí sensualmente desde muy joven y puse los dedos en…

Cuando te hackean el corazón

Hasta hace poco el corazón se remendaba a la antigua, en un procedimiento rudimentario que duraba varios días con el costurero sobre la mesa de noche, y a punta de aguja e hilo se iban cosiendo los pedazos de ilusiones y sueños rotos. Posteriormente  la cicatriz se cubría con una capa de piedra a fin…

Que difícil fue olvidarte

Les comparto algo que escribió mi vulnerable “yo” del pasado, en una época donde no tenía mis botas mágicas y tampoco existían las canciones de Adele para sobrellevar el despecho. “Tus recuerdos se volvieron tan insoportablemente fuertes, que al pasar las semanas se fermentaron convirtiéndose en el néctar venenoso que algunos llaman nostalgia.  Y así…

No confunda el amor con el encoñe

¿Cómo disfrutar del sexo sin enamorarse? En primer lugar lamento decirles que no tengo una respuesta sobre el tema, segundo que todo, soy una mujer con un sentido de la practicidad que no se ha perfeccionado todavía; aun me encuentro en etapa de experimentos científicos donde estoy aprendiendo a entender que la vagina  y el…