Quíen soynuevaadministracion

QuienSoy_soltera_transform

Mi historia comienza al llegar a los treintas, me concebía feliz, exitosa y libre como el viento, sin embargo empecé a sentir el peso de mi soltería cuando noté que me había convertido en el cliché de la fémina inteligente, profesional, atractiva… y con un gato, que por alguna razón no tenía marido.

A pesar de vivir en el siglo XXI, fui objeto de los prejuicios sociales de la gente con mentalidad de la época medieval y se crearon muchos mitos alrededor de mi estado civil, que iban desde ser muy complicada, exigente, beata, puta, gay, extraterrestre, entre otros. Al mismo tiempo vivía mis dramas sentimentales hasta el punto que pensé que podría protagonizar una telenovela del prime time.

Como una forma de hacer catarsis, burlarme de las malas situaciones y hasta desquitarme de los comentarios malintencionados, nació mi alter ego, una heroína de comic que recibe sus dones cuando Cupido borracho en un bar de la zona rosa, le entrega una ballesta y flechas, con un par de botas mágicas. Y entonces se activan súper poderes como: una lengua mordaz, fuerza sobrenatural, librepensamiento y la capacidad de entender la complejidad de las relaciones humanas.

Así que empecé escribiendo para mí, como si fuera la bitácora personal de desahogo, un recuento de historias graciosas y no tan graciosas del amor, las crisis existenciales que nos dan a las féminas y no podía faltar el sexo, algo que a casi todos nos gusta pero muy pocos lo decimos y escribimos en voz alta.

Luego compartí mis posts a algunas amigas y ellas a otras, después chicas desconocidas que por cosas de la vida y Google encontraron mi blog, decidieron confesarme sus historias de vida similares a las mías, lo que me sirvió para darme cuenta que tanto en la realidad como en el ciberespacio existían muchas como yo. Tiempo después tuve la oportunidad de hacer parte de la comunidad de bloggers de El Espectador, llevando a más féminas mi mensaje.

Así nació el compromiso de usar mis botas para una buena causa y entonces comprendí la transcendencia de la famosa frase “Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad” pues detrás del sarcasmo y el humor que manejo en mis escritos, quiero comunicar que “el mejor estado civil es la felicidad” y antes que tener a alguien al lado, lo primero es el amor propio.

Si escuchas la canción “These Boots are made for walking” de Nancy Sinatra, o ves un poster de la mujer maravilla, sabrás el porqué de mi seudónimo y nombre del blog, que ahora es una gran comunidad de féminas.

Bienvenidos al sitio Web de las Mujeres DeBotas de la libertad.

Valeria alias @SolteraDeBotas