Celos, malditos celos

El dramaturgo William Shakespeare los llamaba el monstruo de los ojos verdes, quizá porque es una emoción perturbadora que te transforma y saca lo peor de ti o porque en la mayoría de las ocasiones te hace ver cosas que no son reales. Lo cierto es que todas las personas en algún momento de la…