Carta de una Bruja al Príncipe Azul

Querido Príncipe Azul Como no hago parte de la nobleza y mi pasado fue más bien tormentoso, eso de comer cuentos de hadas siempre me causó indigestión, por tanto nunca me interesó que me coronaran y mucho menos convertirme en la princesa de alguien. La verdad es que me dan lástima esas damiselas de cabellos…

Maravillosamente Imperfecta

La adolescencia, aquella época de ingenuidad a mediados de los 90´s donde todavía quedaban vestigios del copete de Alf, los baggies fluorescentes y las jóvenes jugábamos con muñecos (Pero no de carne y hueso como hacen algunas culicagadas de esta generación).   Todavía recuerdo como si fuera ayer, al particular grupo de “amigos” del barrio que…