El encanto sereno del hombre maduro

De inocente ya no tengo nada, sin embargo cuando estoy con un hombre mayor siento que rememoro mis etapas de descubrimiento erótico. Me dejo llevar y me encanta reconocer que no me las sé todas, por eso me gusta que me enseñen. Entonces la Lolita que vive en mí, persigue con alevosía a una versión…