Veneno*

Sabía que era peligroso estar contigo, por lo prohibido de la circunstancias. Saborearte era arriesgarme a experimentar placeres extremos e intensos, desde el gozo más dulce a la amargura más profunda. Estar a tu lado era similar a volar, pero las despedidas eran una caída en picada hacia lo inevitable, hacia el dolor de algo…