La importancia de aprender a decir NO

“En vez de intentar quedar bien con todo el mundo, enfócate en lo importante” Somos seres sociales e interdependientes, lo que quiere decir que estamos conectados con otras personas, por tanto es clave para nuestro bienestar emocional desarrollar vínculos sanos con la familia, amigos, compañeros de trabajo, clientes y demás. Cualquier tipo de relación debería…

La oportunidad de volver a empezar

Cuando el año está a punto de acabarse empiezan las nostalgias y los cuestionamientos de lo que se pudo ser mejor, y si eres una persona exigente contigo misma, entonces te darás palo e insistirás que se pudo haber hecho más. Por ejemplo, yo podría quedarme varias horas enumerando las cosas que no me gustaron…

Todo empieza con el amor propio

El amor propio es fundamental porque es la base de todo. Es un sentimiento que está relacionado con la autoestima. Muchas mujeres confunden el término y creen que solo se limita al aspecto físico, a si se consideran bellas o no. Algunas piensan que el amor propio consiste en ser egoísta o creerse superior al…

El lado bueno de comer mierda

Mi sobrina me insistía en que ese emoticón no era un pedazo de caca sino un helado de chocolate que se había liberado por fin de un cucurucho opresor y que por eso estaba tan feliz. Yo solo la escuchaba mientras ella inventaba con una impresionante rapidez algunas historias alrededor de aquella imagen, y al…

Carta a mí misma para cuando olvido ser feliz

Querida Yo Te escribo desde un lugar olvidado del caribe, lejos del ruido y el dinamismo citadino que a veces abruma. Te escribo hoy en medio de la tranquilidad suficiente, luego de haber tenido el espacio para tomar distancia, respirando la brisa con olor a sal que me transporta a mis épocas de infancia, en…

Que difícil fue olvidarte

Les comparto algo que escribió mi vulnerable “yo” del pasado, en una época donde no tenía mis botas mágicas y tampoco existían las canciones de Adele para sobrellevar el despecho. “Tus recuerdos se volvieron tan insoportablemente fuertes, que al pasar las semanas se fermentaron convirtiéndose en el néctar venenoso que algunos llaman nostalgia.  Y así…