Hoy la cita es conmigo misma

El dolor que se entrelaza con el tiempo, permanece, se vuelve irreversible, condiciona tus pasos, vomita en la cara a las palabras y a las personas que sanan, y sin reparos te consume como si fueras su droga favorita. Hoy existe el tiempo que fue, el de ayer, el de hace 20 años y un…